Vol. 27 Núm. 3 (2011)
Artículos

Infestación y distribución corporal de sanguijuelas en el cocodrilo americano (Crocodylus acutus Cuvier 1807) (Reptilia: Crocodylidae) del estero La Ventanilla, Oaxaca, México

Jesús García-Grajales
Instituto de Recursos, Universidad del Mar, Ciudad Universitaria Campus Puerto Escondido, Km. 3.5 carretera Puerto Escondido-Sola de Vega, San Pedro Mixtepec 71980, Oaxaca, México.
Alejandra Buenrostro-Silva
Instituto de Industrias, Universidad del Mar, Ciudad Universitaria Campus Puerto Escondido, Km. 3.5 carretera Puerto Escondido-Sola de Vega, San Pedro Mixtepec 71980, Oaxaca, México.

Publicado 2011-12-05

Palabras clave

  • Leeches,
  • corporal distribution,
  • Crocodylus acutus,
  • Mexico
  • Sanguijuelas,
  • distribución corporal,
  • Crocodylus acutus,
  • México

Cómo citar

García-Grajales, J., & Buenrostro-Silva, A. (2011). Infestación y distribución corporal de sanguijuelas en el cocodrilo americano (Crocodylus acutus Cuvier 1807) (Reptilia: Crocodylidae) del estero La Ventanilla, Oaxaca, México. ACTA ZOOLÓGICA MEXICANA (N.S.), 27(3). https://doi.org/10.21829/azm.2011.273774

Resumen

Se estudió el grado de infestación y distribución corporal de sanguijuelas en el cocodrilo americano (Crocodylus acutus) de La Ventanilla, Oaxaca, México. El 32.9% (n = 26) de los organismos
capturados portaban sanguijuelas. Se determinó que el género de sanguijuela que parasita a C. acutus en La Ventanilla es Placobdella. El 95.6% (n = 21) de los cocodrilos machos mostraron infestación baja y solo el 4.6% (n = 1) presentó infestación moderada, en el caso de las hembras el 100% (n = 4) presentaron infestación baja. El análisis de la distribución corporal mostró que la región donde se observaron concentradas el mayor número de sanguijuelas fue en la ingle derecha de ambos sexos. No se encontraron lesiones macroscópicas en las regiones corporales donde se encontraban dichos ectoparásitos, no obstante para descartar la posibilidad de que la infestación por sanguijuelas reduce la condición física de
este reptil se sugiere el seguimiento de la población a través de estudios sanguíneos y coprológicos.