Vol. 22 Núm. 2 (2006)
Artículos

ESTADO DEL CONOCIMIENTO Y CONSERVACIÓN DE LOS COLEÓPTEROS SCARABAEOIDEA (INSECTA) DEL ESTADO DE HIDALGO, MÉXICO

Publicado 2006-05-08

Palabras clave

  • Coleoptera,
  • Scarabaeoidea,
  • Hidalgo,
  • taxonomic diversity,
  • endemism,
  • vegetation types,
  • conservation,
  • protected natural areas,
  • México
  • ...Más
    Menos
  • Coleoptera,
  • Scarabaeoidea,
  • Hidalgo,
  • diversidad taxonómica,
  • endemismo,
  • tipos de vegetación,
  • conservación,
  • áreas naturales protegidas,
  • México
  • ...Más
    Menos

Cómo citar

Delgado, L., & Márquez, J. (2006). ESTADO DEL CONOCIMIENTO Y CONSERVACIÓN DE LOS COLEÓPTEROS SCARABAEOIDEA (INSECTA) DEL ESTADO DE HIDALGO, MÉXICO. ACTA ZOOLÓGICA MEXICANA (N.S.), 22(2), 57-108. https://doi.org/10.21829/azm.2006.2222015

Resumen

Se presenta un análisis faunístico enfocado a la conservación de los insectos coleópteros Scarabaeoidea del estado de Hidalgo, México. Se registran para el estado siete familias representadas por 95 géneros y 276 especies, de los cuales cinco géneros y seis especies se consideran introducidas. Se citan por primera vez para el estado 15 especies y los registros previos de 21 especies para esta entidad son considerados erróneos o dudosos. De esta manera, Hidalgo ocupa el quinto lugar entre las entidades federativas del país en cuanto al número de especies de Scarabaeoidea. Con base en estimaciones de diferentes grupos biológicos se calcula que faltan por conocerse para el estado al menos 100 especies. De acuerdo a su distribución geográfica, las especies se agruparon en seis conjuntos (exceptuando a las especies introducidas): Endémicas de Hidalgo (13 spp.), Endémicas de México (104 spp.), Norteamericanas (37 spp.), Centroamericanas (55 spp.), Latinoamericanas (32 spp.) y Americanas (29 spp.).
En relación al número de especies totales y restringidas de los tipos de vegetación del estado, el bosque de coníferas presenta 92 y 37 especies respectivamente, los encinares 71 y ninguna especie restringida, el bosque mesófilo de montaña 108 y 34 especies, los bosques tropicales perennifolio y subcaducifolio 108 y 29 especies, el bosque tropical caducifolio 69 y 1 especies, y el matorral xerófilo 52 y 12 especies, respectivamente. La distribución de las especies por provincias biogeográficas muestra que el 62.1 % de las especies se localiza exclusivamente en la Sierra Madre Oriental, seguida por el Altiplano Mexicano (13.8 %), el Eje Volcánico Transmexicano (3.8 %) y el Golfo de México (1.9 %). En relación al endemismo, el bosque de coníferas presenta 60 especies endémicas de Hidalgo y de México, seguido por el bosque mesófilo de montaña con 59 especies endémicas, los encinares con 44 especies endémicas, los bosques tropicales perennifolio y subcaducifolio con 16 especies endémicas, el matorral xerófilo con 13 especies endémicas y el bosque tropical caducifolio con 9 especies endémicas.
De las cuatro áreas naturales protegidas de competencia federal decretadas para Hidalgo, en la Reserva de la Biósfera Barranca de Metztitlán es necesario realizar un estudio faunístico sistemático, debido a la carencia generalizada de información de este grupo de insectos de las zonas desérticas y semidesérticas del país. Es importante también completar los inventarios faunísticos que se tienen para las áreas de bosques de coníferas y encinares, entre ellas los Parques Nacionales de Los Mármoles y El Chico. Es conveniente realizar mayores colectas en las zonas con bosque tropical caducifolio del estado ya que la información que se tiene de estos bosques es escasa. Con base en los elevados valores de riqueza, endemismo y número de especies restringidas de coleópteros Scarabaeoidea que se presentan en el bosque mesófilo de montaña, es urgente proponer áreas protegidas en el estado de Hidalgo en donde se desarrolla este tipo de vegetación con una extensión mínima para la viabilidad de su conservación. Se considera que es necesaria mayor información sobre la distribución eco-geográfica de este grupo de insectos del estado de Hidalgo antes de proponer algunas especies dentro de las categoría de riesgo. Asimismo, se considera que es insuficiente el número de áreas naturales protegidas que actualmente se tienen para la conservación de este grupo de insectos.