Vol. 22 Núm. 1 (2006)
Artículos originales

ELECCIÓN PRECOPULATORIA Y CONDUCTA COPULATORIA EN CERDOS YORKSHIRE, YORKLANDRACE Y LANDRACE

Ulises Aguilera-Reyes
Centro de Investigación en Recursos Bióticos, Facultad de Ciencias,Universidad Autónoma del Estado de México. Instituto Literario 100 Oriente.C.P. 50000, Toluca, Estado de México, MÉXICO
Georgina I. García López
Centro de Investigación en Recursos Bióticos, Facultad de Ciencias,Universidad Autónoma del Estado de México. Instituto Literario 100 Oriente.C.P. 50000, Toluca, Estado de México, MÉXICO
Guadalupe Zavala Páramo
Centro Multidisciplinario de Estudios en Biotecnología, Facultad de MedicinaVeterinaria y Zootecnia. Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo
Octavio Monroy Vilchis
Centro de Investigación en Recursos Bióticos, Facultad de Ciencias,Universidad Autónoma del Estado de México. Instituto Literario 100 Oriente.C.P. 50000, Toluca, Estado de México, MÉXICO
Nazario Pescador Salas
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia,Universidad Autónoma del Estado de México

Publicado 08-05-2006

Palabras clave

  • Elección precopulatoria,
  • conducta copulatoria,
  • cerdos,
  • landrace,
  • yorkshire

Cómo citar

Aguilera-Reyes, U., García López, G. I., Zavala Páramo, G., Monroy Vilchis, O., & Pescador Salas, N. (2006). ELECCIÓN PRECOPULATORIA Y CONDUCTA COPULATORIA EN CERDOS YORKSHIRE, YORKLANDRACE Y LANDRACE. ACTA ZOOLÓGICA MEXICANA (N.S.), 22(1), 63–73. https://doi.org/10.21829/azm.2006.2211960

Resumen

Se ha descrito que los cerdos ferales machos (Sus scrofa) son usualmente solitarios pero durante la época de apareamiento compiten por el acceso a las hembras y éstas pueden sesgar su elección y copular con alguno de ellos. A esto se le conoce como elección precopulatoria femenina. Con la finalidad de determinar si en condiciones de cautiverio ocurre esta elección, se aparearon 18 hembras multíparas yorklandrace Y/N con tres machos con experiencia pertenecientes a tres razas yorkshire Y/Y, yorklandrace Y/N, y landrace N/N, y se registraron las conductas precopulatorias y copulatorias de ambos sexos. También se registraron las interacciones entre hembras. Durante la fase precopulatoria el macho Y/N desplegó con mayor frecuencia mordiscos (60%) y recibió de las hembras mas atención en términos de tiempo (53.7%), que los otros machos. En cambio, el macho Y/Y desplegó con mayor frecuencia conductas como "castañeteo de dientes" (83.33%), "vocalización" (56.52%) y "trompeo" (64%). El macho N/N desplegó con mayor frecuencia el "olfateo de vagina" (48%). Durante la cópula el macho Y/N desplegó con mayor frecuencia el contacto naso-vaginal (41%) y el macho N/N, vocalización (46.9%). Cuatro de las hembras después de la cópula fueron montadas por otras hembras en estro, las primeras expulsaron el tapón vaginal del macho. Los resultados demuestran una fuerte competencia conductual entre los tres machos y sesgo en la elección precopulatoria femenina hacia el macho heterocigotico Y/N. Una posible explicación a este hecho es que tanto los mordiscos como las secreciones salivales y prepuciales del macho Y/N fueron percibidas por las hembras como pertenecientes a un macho de buena calidad genética. La expulsión del tapón vaginal de las hembras montadas por otras hembras posiblemente indica una forma de competencia intrasexual, que reduciría las probabilidades de fertilización de las hembras recién copuladas.